Merca2.0

Básicos para hacer marketing médico

El marketing digital abrió las puertas a la inclusión de prácticas de identidad y promoción para diferentes industrias, hoy en día vemos que los Congresos médicos también incluyen bloques de análisis sobre las mejores prácticas que aplican para los médicos.

En tiempos pasados se pensaba que solo los cirujanos plásticos accionaban estrategias de marketing, hoy sin importar la especialidad, todos los doctores e instituciones deben trabajar en la comunicación con sus pacientes. Veremos que el marketing médico que ya es tendencia y se democratizará aún más.

 

Cualquier persona que se vuelve marca, está comprometida a sostener su reputación. Construir identidad de prestigio es un trabajo diario. Para pensar una estrategia integral es básico tener estos aspectos en cuenta.

Invierte en el desarrollo de tu identidad

Para los médicos es muy relevante sus años de experiencia, sin embargo, también la identidad dice mucho. Es importante invertir en la asesoría de un profesional en la materia, realizar tu marca merece metodología. Me queda claro que existen muchas opciones y quizá sea difícil elegir un buen consultor de marca, como aplica en los doctores, pide recomendaciones con los que han logrado buenos resultados.

Estrategia digital

Igual que en la identidad, es importante asesorarse con un experto. Alguien que sea capaz de crear plataformas digitales eficientes, la mayoría de los médicos cuentan con una página web y presencia en Facebook; pero olvidan trabajar en las demás redes, y lo que es más peligroso, dejan de lado la estrategia. Lo digital amerita historias que se conviertan en procesos de conversión. Jamás aceptes una propuesta que no incluya una visión integral, recuerda que lo barato sale caro. Una estrategia integral debe contar con portales web eficientes, contenido para redes, funnles de conversión, retargeting e email marketing.

Imagen personal

Me queda claro que la medicina es una disciplina seria. Quizá por eso mismo muchos doctores no se toman el tiempo de mostrar su imagen en fotografías profesionales bien trabajadas. Insisto, no quiero sonar frívola, pero los pacientes buscamos un rostro. Es conveniente tener un material fotográfico profesional que complemente la buena práctica médica.

Por último, el marketing no es un gasto, es una inversión a futuro. Quien tiene buen marketing piensa a largo plazo.

Creatividad para millennials

El tiempo parece que jamás alcanza para tomarse un respiro y crear. Esa es la percepción de algunos creativos de la industria; es cierto que todo pasa muy rápido, también que hay muchos distractores, ¿seremos capaces de provocar creatividad?

La creatividad se vuelve una herramienta cuando se entiende el proceso creativo. Si tu objetivo es nunca perder la fuente creativa, te dejo estas estrategias que combaten al monstruo de la procrastinación.

Entender el problema

El proceso de encontrar una solución implica leer, investigar, observar, reflexionar, actuar la situación, hablar con personas, incluso discutir un hecho. Para saber a qué nos enfrentamos es necesario conocer a la bestia. En ocasiones sucede como cuando buscas una cosa y encuentras otra; buscas una idea creativa y te resulta otra para otro problema, es maravilloso conectar dos soluciones, sin olvidar tu objetivo primordial. Estar en esta búsqueda calma las ansias de que el tiempo corre.

Generar ideas sistemáticas

Una vez que tengas una visión periférica de la situación, puedes generar sesiones de brainstorming en intervalos cortos de tiempo; obtendrás material interesante con 15 o 20 minutos de tormentas creativas donde se aceptan todo tipo de ideas. No hay censura, hasta lo más descabellado es bienvenido. Recomiendo hacer estos ejercicios cuatro o cinco veces en hasta dos días.

Administrar el tiempo y adelantarse siempre

Es común que cuando tienes una fecha límite, tu cerebro quiera estirar el tiempo lo más posible. También sucede que cuando ya tienes camino recorrido en este oficio, te confíes de tu experiencia. En ambos casos sugiero espantar al fantasma postergador. No escuches a tu yo interior que te dice – sí veré un capítulo más, total que tengo tiempo. Un tip que siempre utilizo es empezar cuanto antes, incluso cuando has salido de la reunión con el cliente. La mente funciona mejor si tienes las ideas recientes. Postergar es letal para la creatividad.

Conciencia de la solución

Cuando has logrado recabar suficiente material con diferentes opciones, es momento de empatar aquellas ideas libres con una solución a medida. Que esa edición no quite la magia a tus propuestas. Es muy probable que existan algunas opciones preferidas, dales espacio para repensarlas. Recuerda que el mundo de la creatividad es infinito, siempre habrá algo más que proponer, así como tampoco hay aciertos o errores; solo soluciones.

Escribir material para futuro

Aquellas ideas “desechadas” son diamantes en potencia para tus futuros proyectos. Respalda todo tu trabajo creativo con imágenes y notas. Es muy enriquecedor leer al paso de los días aquellos apuntes que hiciste, te brinda conexión entre tus futuros problemas a resolver. También te dice mucho de ti.

Recuerda que las ideas no se crean ni se destruyen, solo se transforman. Hasta el próximo martes.

El marketing no hace las ventas

Como lo están leyendo, el marketing no hace las ventas. Cada semana, escucho historias de marcas en diferentes etapas que me cuentan sus sueños sobre penetrar en un nuevo mercado, lanzar un producto, posicionarse, realizar una campaña, ser líderes en su industria. Conversaciones amenas que generan estrategias y creatividad.

Me llama la atención que estas charlas siempre concluyan con un “¿Cuánto más voy a vender con esto?” Se me dibuja una sonrisa. Me he planteado con seriedad escribir sobre este tema, porque nuestra industria requiere con urgencia educar a sus clientes.

El marketing no es ventas

El marketing es una estrategia con acciones conjuntas para beneficiar a una marca, pero su resultado no es un cierre de venta. Partiendo de este principio, sus indicadores están relacionados a posicionamiento, exposición, número de contactos recabados o visitas a nuestros puntos de venta.

Vender es una estrategia en sí misma que requiere acciones concretas como prospectar con un perfil de cliente, calificar prospectos, realizar demostraciones, activaciones, visitas, presentaciones, alianzas, entre muchas otras acciones.

Las ventas no siempre son negocios

Vender mucho es bueno, pero no tiene ciencia si se vende barato. El meollo está en vender a un precio superior al del mercado. Ser líder de una industria es el resultado de años de construir una marca con constancia y consistencia. Crear promociones con descuentos para incrementar las ventas puede llevarte a llegar a tus mentas pero arriesgando tu margen de utilidad. Por otro lado, ser una marca barata es una percepción costosa de cambiar.

Los negocios se hacen con amigos y fans

Para hacer un buen negocio se necesita confianza, ese ingrediente que se construye todos los días con trabajo consistente para comunicar tu presencia en el mercado, los valores que representas, las causas que apoyas. Así es como las marcas hacen sus vínculos de confianza y crean seguidores que después se convierten en clientes.

Hacer amigos es hacer marketing

Una marca que invierte sus esfuerzos en posicionarse con comunicación clara, que habla de emociones y experiencias, es una marca que en el largo plazo se verá beneficiada al contar con una comunidad de seguidores. Los mecanismos idóneos para convertir a tus fans en clientes es crear formas de estar siempre disponible, invertir en la experiencia que tengan con tu producto, hacer alianzas con marcas afines, generar contenido o información valiosa, entablar conversaciones humanas con tu comunidad; por último tener en cuenta que hoy las marcas son experiencias y emociones.

En resumen, el marketing requiere creatividad y toma tiempo. Construyamos estrategias integrales que tengan un plan que fortalezca a la marca en el largo plazo. Los resultados para hoy hoy hoy son llamaradas de petate. Saludos a todos.

Vía: Merca 2.0