Viewing entries tagged
Innovacion

Encuentra el hilo negro: consejos para innovar

Encuentra el hilo negro: consejos para innovar

“¡No inventes el hilo negro!”, dicen con frecuencia los escépticos de la creatividad, mientras año tras año surgen productos y servicios innovadores ¿será que todo está inventado? ¿Todo está dicho? Soy de las que opinan que no, mientras haya mundo, habrá algo nuevo que crear. ¿Qué hacen los que saben de innovación? Aquí algunas ideas para lograrlo.

Perseverancia

Los grandes innovadores como Steve Jobs, Bill Gates o el mismo Einstein, coinciden en que para encontrar soluciones nuevas hay que trabajarle duro. Quienes cambian las reglas del juego cometen miles de errores antes de encontrar respuestas certeras, imaginar es el principio del juego en el que se invierten horas y horas. Como dijo Fito Páez, su mejor fórmula para componer una canción nueva es no pararse del piano hasta tenerla.

Piensa como granjero

Hace unas semanas me invitaron a hablar de innovación en un panel, uno de mis colegas contó la historia de un granjero cuyo hijo había estudiado en la NASA, el padre le preguntó que si de lo aprendido había algo que pudieran aplicar a la industria agrícola, así inicio el desarrollo de unos drones cuya función es abonar y regar los campos de cultivo. Con frecuencia lo que funciona en una industria funciona también en otra. Aún y cuando no tengan correlación entre ellas.

Quitar lo esencial

¿Qué es lo que hace que una bicicleta sea una bicicleta? Quizá pueda carecer de cualquier componente, pero no de sus ruedas ¿Acaso puede existir una bicicleta sin ruedas? En efecto, la bicicleta estacionaria carece de lo más esencial y sin embargo es un nuevo objeto.

Diagramar procesos

Para innovar en servicios ayuda hacer diagramas con los pasos de un proceso de entrega de valor, cada cuadro de ese proceso es una oportunidad para crear una nueva versión del mismo; todo cuenta, con más razón los mensajes que se comunican, cada uno de ellos pueden ser verdaderos diferenciadores de un servicio. 

Mutantes

¿Se acuerdan de las cronuts? La mezcla de croasaint+donuts; una delicia no apta para personas a dieta inventada por el chef neoyorkino Dominique Ansel; también el polémico Reggaeton, son ejemplos de que dos variables mezcladas pueden crear un concepto nuevo.

Innovación en todo

Existe una idea que para mi debería de ser mantra, “La innovación no es exclusiva de los productos”, debería de estar pegada en todos los despachos creativos con letras grandes en bold. Todo tiene una oportunidad para innovar, hasta el saludo de “¡Buenos días!”.

Vía Merca2.0

Nuevos emprendimientos: la industria de la cannabis

Aún sigue el debate sobre si se debe legalizar el uso recreativo de la marihuana en México, la realidad es que la semana pasada se dio un paso hacia su legalización y la tendencia es que eventualmente se convierta en un producto de consumo más.

Se puede estar de acuerdo o no en ello, sin embargo desde el punto de vista comercial, en cuanto llega un producto nuevo a los estantes, se abre un abanico de posibilidades para mercadearlo. Aquí algunas ideas; quizás locas, de lo que considero puede pasar en un mediano plazo.

Nuevas marcas y empaques.
A la vista está la llegada de este nuevo producto que seguramente tendrá varios tipos de fabricantes, sin duda un reto interesante será diferenciar una marca de otra; para los amantes del branding habrá oportunidad de crear marcas y empaques; como alguna vez sucedió con la industria del tabaco, pero en el Siglo XXI.

Pipas y boquillas chic para el consumo de la cannabis.
Un reto exclusivo para diseñadores industriales, todas las herramientas colaterales de los aficionados al consumo de la cannabis, seguramente habrá demanda de diseños especiales, materiales exclusivos, ediciones de lujo y lo que les diga su imaginación – boquillas, pipas, shishas; auguro que hasta promocionales.

Puntos de ventas y/o cannaberías.
Establecimientos especializados en la venta y el consumo del producto que además ofrezcan algo de gastronomía y bebidas para acompañar; como si fueras a alguna cafetería o bar; yo creo que las autoridades ya se están frotando las manos para definir cómo expedirán los permisos que significan más impuestos para su bolsa.

Una App para calificar los mejores expendios.
Si ya existe Yelp y TripAdvisor, seguramente habrá el emprendedor que quiera incluir en un App mapas, reseñas y calificaciones para los expendios de marihuana. Quiero seguir imaginando, agradezco que no me esté leyendo mi abuela…

Red social para la comunidad de consumidores.
Porqué no, si existen comunidades de lectores, de modelos, de diseñadores; suena lógico que haya una de fumadores de cannabis; con escritores serios y experimentados en la materia. En esto los gringos ya llevan ventaja, chequen esta red: http://blog.massroots.com/mexico-one-step-closer-to-legal-recreational-cannabis/

Festival de la Cannabis.
Corona Capital, Vive Latino, Festival NRML, P’al Norte; prepárense para que exista algún otro festival musical; quizás no de rock; sino de roots, electro o reggae dirigido a la comunidad mariajuanera; con patrocinadores y toda la cosa.

Master Chefs de la Cannabis.
Un reality con sabios y conocedores del tema que mostrará nuevas formas de consumir el producto o prepararlo.

Blogs y revistas especializadas.
Ya con esta pachequeada me voy, como cualquier industria, quizás se abran espacios virtuales e impresos, para leer contenidos y fomentar el intercambio de información.

Si al terminar de leer esta columna piensas que me la fumé, te puedo asegurar que para nada, sólo eche a volar mi imaginación sobre lo que creo sucederá en unos años. 

Tips para que las marcas mexicanas salgan del old school

Se habla mucho sobre las áreas de oportunidad de las empresas en lo general en América Latina y en particular en México; la realidad es que el servicio es la clave para la diferenciación entre una marca con una oferta similar a otra.

Aprovechando estos días patrios, les invito a echar luz a esos pequeños-enormes complejos del servicio proporcionado por algunas compañías mexicanas.

Marcas: dejen de verse el ombligo
Si hay una marca que tiene un cliente recurrente, ¿porqué no capitalizar su visita en una base de datos? ¿o en un programa de lealtad? Todos los días usuarios como tú y como yo entramos a diferentes establecimientos y esperamos al rededor de 4 minutos para realizar el pago de nuestras compras, mientras ese momento transcurre las empleadas de la cadena americana Victoria’s Secret, afilan sus habilidades multitask y te preguntan tu correo electrónico; acto seguido, un mensaje es la invitación a suscribirte y disfrutar beneficios VIP, esta sencilla invitación, además de negocio es un servicio post-venta.

Servicio es lenguaje
No es lo mismo ser un “grupo de estilistas” que un “colectivo de peluqueros”. La segunda descripción etiqueta un producto que suena contemporáneo. Los manuales de capacitación de empleados deben elaborarse con la esencia de la marca, crear nuevos glosarios que diferencien un “A sus órdenes” de un “Hola (Nombre propio)”.

El cliente es un necio (o algo peor), yo soy el rockstar
Recuerdo cuando en alguna ocasión un “maestro cervecero” me dijo que por su sublime profesión no tenía tiempo de atender mis llamadas de seguimiento a un pedido; cuando escuché esta sincera explicación sobre su poca capacidad de respuesta no aumentó mi enojo, sino por el contrario, entendí que esa marca no estaba lista para acceder a las ligas mayores. Quien a estas alturas del partido, no ha adoptado como Ley que el cliente es primero, por más atributos sofisticados que tenga su producto, está muy lejos de lograr ser líder de su industria.

Si tienes método no eres creativo
Atención despachos de marketing y agencias de publicidad; tener un método, un know how, una forma de hacer la chamba; es garantía de eficiencia, calidad y compromiso. Para el cliente que busca resultados, resuelve la ansiedad y la duda de si recibirá una buena o una mala entrega. La creatividad, por otro lado, se pone en el cómo se presenta el proyecto.

Jale mata todo
Para las marcas es importante transmitir este mensaje a sus embajadores (en mi opinión así se les debería de llamar a los empleados): eres bien machín, pónte a chambear; eres un Don Juan, pónte a chambear; eres controlador, pónte a chambear; te crees súper astuto, pónte a chambear. Y cuando termines, puedes jactarte de todo lo anterior. Para las chavas; eres muy inteligente, pónte a chambear; eres bien contestataria, pónte a chambear; tienes un cuerpazo, pónte a chambear (utilizando el cerebro); eres todo poderosa, capaz de predecir el futuro y te sacrificas siempre por los demás, bájale dos rayitas menos al protagonismo y póngase a chambear. Entiéndase por ponerse a chambear: proponer, compartir, generar, impulsar y representar BIEN a la marca generando valor.

Se paga más por un cliente insatisfecho que por un panorámico en reforma
En otro caso personal una bodega de vinos me dejó a mi y a un cliente con el “derecho de hocico” o el derecho de hablar de nuestra mala experiencia. Muchas veces hay imprevistos que afectan el servicio proporcionado. Los gringos entienden muy bien que un cliente que no está conforme es un pasivo a largo plazo, por eso reaccionan de inmediato brindando beneficios compensatorios adicionales. En México la fantasía del “a ver quién gana” opaca la visión a largo plazo y genera sinsabores que conforme pasa el tiempo cuestan más caros. Más vale averiguar de qué tamaño es la molestia del cliente y solucionarla de inmediato con una compensación a la medida, para evitar que “salga más caro el caldo que las albóndigas”.

Escrito por: Ana González Ortiz

Directora de Levadura-Agencia Creativa

Vía @merca20: http://www.merca20.com/tips-para-que-las-marcas-mexicanas-salgan-del-old-school/