Viewing entries tagged
Estrategia

CUÁNDO CAMBIAR UNA ESTRATEGIA DE CONTENIDOS

CUÁNDO CAMBIAR UNA ESTRATEGIA DE CONTENIDOS

Pensando en una comparación práctica, generar contenido de marca es similar a una canción. Como en la música, hay tres elementos básicos para componer: ritmo, melodía y armonía; el contenido de marca opera en la misma lógica, ritmo o frecuencia, melodía o mensaje a comunicar y armonía o identidad de la marca.

 

Tres elementos que se confunden o disuelven conforme la actividad de crear mensajes se vuelve cotidiana, y ¡Vaya que sucede! Conforme la marca se vuelve parte del trabajo diario, empieza a sentirse esta sensación de repetición, aún y cuando se tenga un plan, la creatividad puede caer en baches de tedio. A continuación, te comparto algunos tips para evitar esos lapsus.

Mirar constantemente tendencias y comprar su popularidad

Es muy enriquecedor tener presente de qué se habla en línea, en ocasiones la marca puede ensordecerse con su propia voz. Es importante desarrollar el hábito de seguir tendencias con frecuencia, entender que los temas circulan en internet por ciclos y adivinar cuándo es bueno cambiar el tópico de la conversación. De igual forma, aporta mucho observar dos tendencias comparadas, es como escuchar a dos grupos de personas y elegir en cuál de las dos charlas quieres participar.

Cambiar la mezcla de formatos de contenido

Identificar los horarios de mayor audiencia es una forma de tener matrices de contenidos definidas; sin embargo, el fan o seguidor puede aburrirse si se permanece mucho tiempo con un patrón fijo de fechas de publicación con los mismos formatos. Mover los horarios de publicaciones ayuda a evitar el letargo. El audiovisual tiene más alcance, aun así, es importante que otros formatos permanezcan activos. Las infografías, por ejemplo, son contenidos de alto impacto para explicar ideas, así como las viñetas que transmiten valores de la marca. La combinación es la clave para mantener el ánimo de interactuar de la comunidad.

Criterio para impulsar publicaciones

Antes de activar cualquier campaña impulsada, es necesario entender las implicaciones del objetivo que se pretende conseguir. En ocasiones las marcas hacen énfasis en promociones temporales, sin pensar que obtienen poco posicionamiento. Es más eficiente activar campañas de retargeting que generen bases de datos de clientes. Es decir, favorecer las acciones que recopilen datos y mantengan la cercanía con los consumidores más allá de la temporalidad.

Los espero el próximo martes.

Cómo salir bien librado del mes de enero

¿Cómo sacarle beneficio a un mes de subida? Quizá es la pregunta que te haces cada mañana. Así es, enero es una oportunidad para volver a empezar que genera retos adicionales. Se siente como el arrancón de una bicicleta.

¿Qué puedo hacer para capitalizar la situación? Te comparto algunas ideas efectivas para tu estrategia de marketing.

1. Si Enero no es tu mes, sé más eficiente

Una medida importante es tomar previsiones en Noviembre y Diciembre – algo que pocos hacen – anticipándose a las vacas flacas tomando oportunidades temporales o reduciendo el gasto. En Marketing es importante identificar cuáles son los meses de más actividad comercial, para tratar de tomarlos de subida. Siempre hay épocas en las que se debe invertir y otras en las que se debe esperar.

2. Agarra la ola

Cuando Enero es una época floja, aprovecha para reestructurar tus procesos, ordenar tus estrategias, medir resultados, planear acciones, limpiar de gastos inútiles. Esas tareas que toman tiempo y se aplazan en épocas álgidas.

3. Voltea al lado brillante

Este mes en general nadie invierte, así que es momento de aprovechar las ventas bajas para solicitar descuentos y comprar todo lo que ya tienes planeado gastar durante el año. Capitaliza tu efectivo aplicando esta estrategia y apoya a un alma en pena.

4. No me preparé, qué hago

Piensa en una estrategia de precios cuyos beneficios se apliquen a clientes nuevos, el objetivo es ganar la confianza mientras se incrementa la cartera de clientes. Puedes ofrecer descuentos anuales para facilitar el cierre de proyectos que están presupuestados, o para quienes ya te conocen y quieres que regresen a tu reino. Para quienes te dan su confianza hasta en este mes es momento de darles cariño, no me refiero a descuentos, me refiero a detalles increíbles.

Feliz año a todos, que vengan éxitos, amor, salud, bonanza y más. Aunque el panorama luzca gris, invito a mis lectores a pintarle la cara – o algo más – a la situación y salir con todo cada mañana.

Hoy más que nunca, necesitamos pensar en grande y hacer las cosas bien.

Fin del comunicado.

Vía: Merca 2.0

Cómo decir que No a un cliente

Proyectos van y vienen, sobre todo en las épocas de crisis, hay más de uno desesperado por conectar con nuevas cuentas, experimentar otros caminos. El destino de todas las agencias es crecer, quien no tenga la idea en la mira sufre el síndrome bonsai; no obstante, hacerlo con los clientes correctos es un reto.

Es un arte decir que No a un negocio inconveniente, en ocasiones sucede que llegan a nosotros cuentas que parecen atractivas pero que al analizarlas y conocer a sus tomadores de decisiones, te das cuenta que hay complicaciones que pueden traducirse en dolores de cabeza para la operación del proyecto.

Sin embargo, en ocasiones queda por resolver el qué decir, cómo responder a una invitación no deseada y salir airoso de esa relación, porque tampoco es negocio cosechar negativas. Les comparto algunas respuestas eficientes para manejar la situación.

Primero que nada, hay que decir gracias. Un mensaje de negativa debe iniciar con un agradecimiento por le interés mostrado, no olvidemos que cada cliente es valioso per se; cerrar la relación agradeciendo es un buen gesto de humildad.

No eres tú, es la estrategia.

En ocasiones nos buscan clientes que no encajan con tu visión a futuro, para estas salidas se debe aclarar el porqué no somos compatibles, en la mayoría de las ocasiones se trata de cuestiones estratégicas; es decir que no compartimos la misma visión del “cómo” hacer negocios. Así que es justificable argumentar la negativa como “una cuestión estratégica”. Es mi respuesta favorita por ser la más descriptiva.

Nuestro enfoque de negocio tiene otra especialidad.

No es una mentira piadosa, sobre todo cuando es cierto que quien te solicita colaboración no está en tu core business o tu negocio principal como agencia. En estos casos esta respuesta no es un pretexto sino una realidad. Solo hay que cuidar el tono para que no se perciba altanero.

En esta ocasión haremos equipo contigo…

Recomendándote a otro proveedor de mi confianza. Esta respuesta es perfecta y políticamente correcta. De entrada aclara que si habrá colaboración, aunque no sea en relación directa. Evita asperezas mientras aclara hacia donde va el beneficio.

Tener en mente el tipo de respuestas para cada caso, permite estar un paso adelante a la hora de negociar una salida airosa. Prepararse es la clave. Hasta el próximo martes.