BLOG objetivos.png

Desde 2007 hemos podido analizar los casos de más de cien clientes con diferentes negocios e industrias, cada una de esas maravillosas marcas ha sido liderada por diferentes perfiles de capitanes. Las combinaciones son infinitas pero el resultado es el mismo - “No existe una fórmula perfecta para diseñar una estrategia de marketing” - o más bien, en la que salga todo apegado con exactitud al plan.

En todos los casos, la mejor enseñanza es que se requiere atención, creatividad y análisis para andar el camino documentando los resultados. Como ya lo dije antes, quizá los objetivos de marketing están definidos por la etapa en la que se encuentra el negocio, es muy diferente la situación de una PyME con menos de diez colaboradores, a la de una compañía corporativa con más de 500. Es fundamental entender esto para definir los objetivos, además de poder seguir el pulso de los avances.

El primer paso es definir cuáles son tus objetivos y el tiempo del que dispones para lograrlos. Sobre los objetivos puedo decir que hay más posibilidades de éxito cuando se fijan no más de dos objetivos, no me malinterpreten, claro que sky is the limit, pero la realidad es que se empieza por uno o dos propósitos muy claros que sean el vehículo para todo lo demás. Caer en la tentación de abarcar mucho puede tener resultados frustrantes.

Por otro lado, hablando del tiempo disponible, cuando tu negocio es una PyME, es súper importante saber cuánto es tu tiempo de espera para el retorno de tu inversión, este espacio de tiempo es un valor que debe estar presente en los alcances y la definición de tus expectativas. Un presupuesto bien gastado es aquel que da los frutos necesarios en el tiempo adecuado. No existe un presupuesto “correcto” para invertir en marketing, habrá quienes puedan jugar con un presupuesto mayor, los hay también con menor cantidad para invertir, el chiste es que cada uno logre su objetivo.

Un aspecto importante es alinear tus esfuerzos digitales a la oferta de tu marca, ojo, no me refiero a los productos o servicios “específicamente”, me refiero al beneficio que le otorgan a tu cliente. En este punto te recomiendo que analices la pirámide de Maslow para entender qué parte de las necesidades humanas estás cubriendo con tu marca. El siguiente paso es analizar cómo están buscando los usuarios eso que tú ofreces, utiliza palabras clave según las búsquedas de los internautas.

Cuando no cuentas con la ayuda de una agencia de marketing, debes generar tus propios contenidos partiendo de estas palabras clave, este material debe ser compartido a través de tus canales digitales con cierta frecuencia y consistencia. Analiza los formatos para cada medio, trata de tener presencia en todos, más no te ufanes en invertir demasiado tiempo en aquellos canales que no representan a tu industria.

Por último, utiliza las métricas de tu sitio y redes sociales para revisar el rendimiento de tus contenidos, integra métodos de conversión en los que puedas ver cuántos prospectos has atraído y cuántos has convertido en clientes. Repite lo que funciona, evita lo que no da resultados. Jamás olvides porque estás haciendo este esfuerzo, recuerda el propósito de tu marca, honralo y sigue adelante.

Esperamos que tengas mucho éxito. Estamos para servirte como tu apoyo, guía o fábrica de ideas en Levadura. Agencia de Marketing Digital.