Marcas, todos hablan de ellas ¿Pero cuáles tácticas son las mejores? Para entender el efecto que produce una buena identidad siempre es bueno recurrir a los expertos; como Disneyland, el primer parque temático de la marca Disney en California, un laboratorio de experiencia aplicada en manejo de branding.

La Europa de los niños, además de realizar sueños nos da lecciones –algunas básicas otras no tanto – de estrategia de marca. Oportunidades valiosas para aterrizarse en cada producto.

1. Tú eres quien quieras ser

Las princesas en el parque hablan en el tono y estilo de su personaje. Puede sonar absurdo, pero ellas no están vestidas de tal o cual protagonista, SON Tiana, Mérida, Aurora, Cenicienta o Yazmín. Entablan diálogos y conversaciones acordes a su experiencia en los dibujos animados. Una marca es su gente, toda la organización debe actuar como parte de la misma película, por eso la importancia de los acuerdos previos, los guiones establecidos, los manuales de entrenamiento. Cada persona es un embajador que debe cuidar lo que transmite.

2. Facilidades para el cliente

Disney seduce y facilita los canales de venta. Cada metro cuadrado del parque está diseñado para rematar en una tienda de souvenirs sin invadir al transeúnte. El orden es regido por el color en los espacios. Los usuarios con necesidades especiales como mamás con niños pequeños o personas con capacidades diferentes son bienvenidos en todos los espacios. La infraestructura está al servicio de la experiencia de todos. El mantra es "Que nada detenga a un cliente a comprar", una buena filosofía.

3. Tecnología para el cliente

De nada sirve un website, una App o cualquier otra herramienta si no facilita el uso de la marca. Por ejemplo, Disneyland tiene un sistema de códigos QR para disponer de tus fotografías digitales dentro del parque desde el portal de Disney, esas imágenes con súper calidad llevarán la marca a miles de perfiles en redes.

4. Pensar en pequeño crea resultados pequeños

En el caso de Disneyland me apasiona ver que el activo es el parque, por supuesto que las ganancias deben ser millonarias, pero estoy segura de los costos de operación también son altísimos. Cuántas veces vemos emprendimientos ambiciosos que se quedan a medias por recortes presupuestales, una marca fuerte es aquella que mantiene el foco en su esencia y lo convierte en su activo principal.

Comment