Me encanta ese proyecto de las bolsas, me comentó Rocío Díaz González una tarde que pasó por Levadura. Quizá platicar sea lo que más se disfruta de Roru, como la conocen sus followers en el blog regia observa rutas. Una chava millennial que posee el talento especial para generar conexiones y sintonizar con el emprendimiento.

 Le dije – pues enséñame qué traes en tu bolsa – me respondió entre sonrisas – traigo el Zohar. Con sorpresa le pregunte que si era judía, a lo que respondió que no, pero que admiraba la cultura de ese pueblo, su facilidad para generar ideas. Platicando llegamos al emprendimiento, negocios, Victoria 147, innovación y de pronto me dice – sabes, yo apoyo a las marcas nacionales de maquillaje, en especial me gusta mucho el tono que me deja un polvo que fabrican dos emprendedoras mexicanas.

 Ahí entendí que ser diferente se traduce en ser especial como Rocío.

 

 

Comment