El día de la quincena es el momento más sublime, sentirla llegar provoca una sensación de plenitud que se repite cada dos semanas. Pero que el santísimo nos libre de cobrar los lunes, las tarjetas sufren, los bolsillos se achican, la mirada perdida de tantos Godínez al salir esos viernes negros, obligados a padecer su desdicha encerrados viendo alguna serie de Netflix.

El mundo de ellos, los que empujan la economía con su tiempo y talento son motivo de mofa y creación de tragicomedias urbanas. Las sátiras de los operativos. Quizá la definición de Godínez encaje con el perfil de empleado de la industria administrativa, financiera, industrial o burócratas. Como siempre los que trabajamos en Marketing o Publicidad nos sentimos amasados aparte. Sin embargo compartimos más semejanzas con esta tribu que con ninguna otra.

Según la analista de talento Gallup los aspectos que hacen más felices a los empleados de una organización van desde sentirse tomados en cuenta, saber que están aplicando sus habilidades y conocimientos, tener buenos amigos en el equipo de trabajo; hasta obtener motivación de sus superiores o ser capacitados por la empresa para la que trabajan.

¿Acaso la industria está proveyendo estos aspectos al talento humano? Como bien dijo Daniel Alanís de The Boston Consulting Group, las empresas de creatividad ven a sus activos llegar e irse todos los días por la puerta de entrada. ¿Cómo lograr un buen ambiente laboral? ¿Cómo combatir la rotación del 45% que reporta Merca2.0 en su último Whitepaper “Estudio de Rotación en Mercadotecnia”? ¿Cómo garantizar que un Godínez sólo sufra por la llegada de la quincena? ¿Cómo crear espacios de trabajo atractivos, vacantes deseables? Aquí algunas ideas.

Compartir objetivos comunes de forma horizontal.

Para mantener a un equipo motivado es necesario comunicarle con claridad cuáles son sus metas, así como seguirlo en el cumplimiento de las mismas supervisando sus actividades. La magia sucede cuando un staff entiende lo que tiene que hacer para lograr su objetivo y dar buenos resultados. Especificar roles, cantidad de entregas, medir tiempos, calificar calidad. Contar con estos indicadores aportan objetividad al trabajo, eliminan las brechas de lo subjetivo. Además mantienen una relación horizontal sin jerarquías.

Organización y manejo de tiempo.

Casi nadie sabemos cómo administrar nuestro tiempo, de forma empírica logramos desarrollar métodos para crear rutinas de trabajo. El resultado de capacitarse en este tema es eficiencia a través de una mejor organización de conceptos, enfoque en objetivos y selección correcta de prioridades; aspectos que impactan en el rendimiento de una agencia. Recomiendo utilizar agendas semanales, plantearse objetivos individuales y en grupo. La técnica Pomodoro puede ayuda a manejar mejor el tiempo para equipos creativos.

Mantenerse actualizado.

Hoy todo está en internet, pero el arte es encontrarlo. Un buen líder puede motivar a que su equipo sea excelente buscador de información. Compartir conocimiento es equivalente a regar el jardín de la creatividad, provee ideas nuevas. La educación formal también hace lo suyo, proyectarla como inversión y recompensa puede hacer la diferencia con aquellos elementos destacados del equipo. 

Relaciones personales.

Es muy valioso tener amistades para mantener esa sensación de salud emocional en el trabajo, aunque detesto llegar a un punto de venta y ver a las dependientas cotillear sobre su vida personal, reconozco que las dinámicas personales en la oficina relajan la mente y estimulan la búsqueda colaborativa de soluciones creativas. Quienes se caen bien, suelen reportar buenos resultados en equipo.

Ustedes ¿Qué aspectos disfrutan en sus lugares de trabajo? ¿Es verdad que la quincena no garantiza la felicidad? Quien sea Godínez que hable ahora o calle para siempre.

Comment