Si Homero viviera quizá estaría escribiendo una oda para Michael Phelps, este joven americano que inició su carrera en Sidney 2000 hoy es leyenda, uno de los grandes atletas del mundo. Por sí mismo tiene más medallas en su haber que todo México entero. Su carrera de éxitos y tragedias es parte de nuestra memoria.

Phelps como un humano cualquiera, tiene aciertos y errores, la carrera deportiva del mejor nadador del mundo está vinculada a un aparato importante de marketing. Este millennial de 31 años nos da una muestra de cómo lograr victorias con una marca personal.

1. Si tienes un hijo, créale un perfil de Instagram.
En 5 de mayo pasado nació Boomer Phelps, el primogénito del nadador llegó antes de la justa olímpica a cambiar las prioridades de este gran atleta. Su madre, la ex Miss California Nicole Johnson, crea las fotografías más tiernas del pequeño y las comparte en su perfil que tiene más de 100 mil seguidores, nada mal para tener 5 meses de vida. Ahora como familia, los Phelps son un bloque que se diversifica en diferentes perfiles, temas y contenidos.

2. Transforma tus tragedias en glorias.
Como muchos atletas de primer nivel, Michael tuvo sus malas rachas; en 2009 fue fotografiado fumando marihuana; después en 2012, lo arrestaron mientras conducía ebrio. Ambos sucesos pusieron en entredicho su rendimiento deportivo, Speedo lo sacó de su lista de embajadores, mientras se comentaba que era “un mal ejemplo para la niñez americana”. Una buena estrategia fue que el propio Phelps explicó la razón de su crisis, en sus palabras dejó claro sus traumas familiares además de expresar sus sentimientos con honestidad. Mostrar su lado humano le ha dado aceptación de sus fans.

3. Elige a tus patrocinadores.
Después de esa crisis ahora Omega capitaliza la gloria de este tritón moderno. La retórica de los audiovisuales más recientes que promueve esta icónica marca de relojes, gira en torno al factor tiempo, variable que el imparable Phelps ha logrado romper. Under Armour lanzó en marzo un emotivo spot llamado “Rule Yourself” que deja ver la nostalgia del adiós, el fin de una carrera extenuante y el sentir de este humano prodigio al hecho inminente de que Río 2016 será su última olimpiada. Ambas marcas sacan provecho impecable de su persona.

4. Crea tu marca personal.
Por último y no menos importante, Michael ha creado su propio código de marca, los medios suelen llamarlo por su sobrenombre “el tiburón”, por la silueta de su perfil y sus dientes afilados. Él mismo ha promovido bajo el hashtag #MPbackslap un movimiento de golpearse la espalda con las manos cruzadas que realiza con frecuencia antes de tirarse al agua. Además, el emblema de sus iniciales sirve como sello distintivo en diferentes aplicaciones.

Bloggeros y personalidades, pongan atención a estas herramientas del mejor nadador del mundo. Si al menos podemos seguir sus estrategias. Empieza agosto y con ello el cierre de año, abróchense los cinturones que vienen sucesos importantes ¿Ganará Trump? Yo, no creo. Nos leemos el próximo martes.

vía: Merca 2.0

Comment