¿Acaso existe la fórmula mágica para emprender? En opinión de muchos exitosos empresarios La respuesta es No. Muchas técnicas ayudan a encontrar el sentido del para qué abrir un negocio nuevo. El modelo canvas de Alexander Osterwalder e Yves Pigneur es una gran innovación conceptual que ayuda a dimensionar el porqué una oferta es relevante y cuáles son los escenarios futuros.

En mi experiencia cada emprendedor tiene su propio sentido de intuición que lo lleva a trazar su camino, más quisiera compartir algunas ideas que quizás ayuden a disminuir la curva de aprendizaje, como muchos personajes de negocios dicen “Time is Money”, espero que estas ideas les ahorren tiempo.

Think local
Cuando he sido invitada a talleres de marketing para pequeños empresarios todos me hacen la misma pregunta: ¿cómo le hago para vender en internet? Y siempre les respondo con otra pregunta ¿Ya conoces bien a tus clientes actuales? La respuesta en muchos casos es No. La llegada del internet quizás nos haya nublado el sentido de que hacer negocios es hacer relaciones, vender en todo el mundo es más que posible si proviene de una consecuencia: para tener clientes lejanos, se empieza por tener clientes cercanos. Plataformas como Mailchimp, OntraPort, entre otras, nos ayudan a administrar los datos de nuestros contactos, sin perder de vista que estamos hablando de personas con las que hay que conversar y brindarles buen servicio.

¿Todos pueden ser tus clientes?
Es común pensar que cualquiera puede comprar lo que vendes; tal vez sí, si de pagarlo se trata, el meollo es que no se trata de dinero. Un cliente es quien te prefiere, porque tu producto le da algo que no encuentra en el mercado. Entonces, no todos pueden ser tus clientes, definir tu target es encontrarlo, comprenderlo, respetarlo y amarlo; en ese orden, ni más ni menos.

Si no delegas no creces
Prefiero hacerlo todo yo porque los demás no me entienden, además, luego hay que pagar sueldos, impuestos y seguro social; y por cierto el gobierno que tenemos bla bla bla… ¿Han escuchado esto? Yo sí, más de una vez. Quien no confía en su equipo está perdido en el yugo del “soy todo poderoso”, una postura CERO rentable. Pasar del autoempleo a ser empresario es un paso necesario para crecer, y nadie puede lograrlo solo, se requiere de personas que compartan tu misión y amen a tu empresa.

La meta es equivocarse
¿Estas a punto de abrir un negocio y te preocupa mucho tomar malas decisiones? Una recomendación sencilla es: por favor, toma decisiones y punto. Lo que aprendas de las bien tomadas es valioso, lo que aprendas de las mal tomadas no tiene precio.

Una carrera más
Saber de negocios es como estudiar un grado más; como cualquier licenciatura o ingeniería, excepto que en esta profesión hay más trabajo de campo y sentido común. En cualquier caso, acercarse a los que saben – quienes en muchos casos no están en una institución de esas de prestigio – abre las puertas de la creatividad para disfrutar el camino.

Vía Merca2.0

Comment