Dice el dicho “Martes trece ni te cases ni te embarques” aplicable para todo en la vida. Hasta para los negocios. Lograr la “química” con una empresa y tener una relación a largo plazo es algo que se da sólo con algunos clientes. Cuando ha llegado ese momento, estás del otro lado.

En una entrevista reciente Richard Branson dijo que antes que los clientes son los empleados, coincido con él. Como en lo personal si se está bien por dentro, se estará bien por fuera. Las organizaciones como las personas tienen su personalidad que impregna la filosofía de las marcas. Hay algunas que son excelentes compañeras, mientras otras son vampiras chupa sangre. Aquí algunos ejemplos.

Quienes no invierten en su marca

En una ocasión dando consultorías alguien se me acercó para preguntarme sobre cómo incrementar sus ventas. Su fábrica estaba perdiendo terreno ante el aumento de la competencia. Le pregunté – ¿cómo se llama tu marca? A lo que respondió – No tengo marca, me parece un gasto innecesario crear una. Me fui de espalda como Condorito. Mi sorpresa fue que no supiera porqué perdía terreno en el mercado. Invertir en branding y marketing no es un gasto, quienes no lo entienden no merecen tu valioso tiempo.

Cambia de agencia como cambia de calzones

Entiendo que la industria es como la Viña del Señor. Pero así como los clientes nos revisan el curriculum, también es bueno saber porqué algunos de ellos cambian de agencia con frecuencia. Cambiar es bueno siempre y cuando sea una decisión estratégica. Un cliente que entiende de los tiempos en las campañas no anda moviendo sus marcas varias veces al año.

No respeta las reglas

Como Donald Trump, hay quienes no siguen las reglas implícitas. Un primo de un amigo me contó un caso de la vida real. El primo de mi amigo hizo un contrato de iguala con ese cliente, todo fluía de maravilla hasta que se envió la primera factura. El susodicho pidió descuentos en los montos de trabajos ya entregados. Sucede hasta en las mejores familias, no crean que era un changarrito. Cuando veas señales de comportamientos similares a este por favor ¡Huye!

Olimpo

Esas compañías que jamás se ubican en la Tierra. Hay cientos de ellas en las redes, las identificas porque ninguna te responde un inbox o DM en menos de diez minutos.

Vía: Merca 2.0

Comment