¿Llegas al final del día y sientes que no hiciste nada? ¿Sufres del famoso mal de la Procrastinación? ¿Al que yo llamo el mal de los creativos? Bienvenido al club. Tras casi cuatro lustros de trabajo en la industria de la publicidad, he logrado hacerme algunas trampas para salir bien librada de las distracciones.

 

Espera, no te diré que ya no leas Facebook o que tires tu celular al retrete, imposible vivir sin nuestros amados gadgets, pero podemos hacer ciertas rutinas para amortiguar la atracción hacia información basura y convertirnos en generadores de ideas.

1. Actitud ante las urgencias

¿Cuántos mensajes a la semana con el título “Urgente” recibes? Todos quieren todo para ayer, pero las urgencias son de quien las porta, para quien las recibe deben de catalogarse en dos segmentos: importante y no importante. Si para ti esa solicitud cae en la primer categoría, entonces no tienes opción más que dejar lo que estás haciendo y darle solución. Quizás eres víctima de la “urgentitis”, una enfermedad de muchas organizaciones mexicanas, intenta impulsar la cultura de la planeación. Cuando la urgencia cae en la segunda categoría, tienes dos opciones, delegarle la encomienda a otra persona, o ponerla en el junk mail.

2. Actitud ante los favores

Similar al tema de las urgencias, los favores tienen dos categorías, trascendentes o intrascendentes. Mi recomendación es sólo involucrarse en los de la primera. Si tienes una agenda tan ordenada y fluida con tiempo extra para colaborar, entonces puedes relajar esta regla.

3. Community me

Lo ideal es elegir un momento del día con tiempo limitado para generar posts en tus perfiles y responder a tus amigos o fans, evita caer en la tentación de detener tus actividades cada 5 minutos para agradecer un comentario. Si dominas la tentación, puedes repetir esas cápsulas varias veces al día.

4. Bandeja llena de correos nuevos

Filtra tus mails de acuerdo a sus títulos, elimina aquellos que no están acordes a tus objetivos, o simplemente déjalos sin leer; no existe ninguna corte marcial para juzgar a quienes tenemos cientos de correos sin leer en nuestras bandejas.

5. Es más importante lo que haces offline que online

Hacer nuevas relaciones personales, charlar con amigos o familia, discutir con compañeros de trabajo o compartir los alimentos son actividades que estimulan el músculo de la conversación, generan estados de ánimo relajados y nos dan la oportunidad de olvidar las obligaciones. Finalmente para ser creativo se necesita un poco de ocio.

6. No al phubbing en tus ratos libres

Si ya estás listo para meterte a la cama, para salir a un Bar o a cenar; disfruta la experiencia, evita surfear en las redes porque te distrae del entorno y sus detalles. Te recomiendo que si asistes a un lugar concurrido juegues a contar personas o a crear historias sobre sus vidas sin conocerlas.

7. Planea tu día antes de abrir tu computadora

Usualmente yo me pongo tres metas por día, tres asuntos a resolver, defínelos por la mañana o antes de iniciar tus labores y comprométete a terminarlos.

8. Elige tus fuentes según tus prioridades en el mundo real

A todos nos urge el #Kardblock pero mientras que sale su versión beta, elige tus fuentes de Facebook y Twitter de acuerdo a tus intereses, lo que sigue a “eres lo que comes”, es “eres lo que lees”. Te digo un secreto, pero que solo quede entre tú y yo, aplica la misma regla con los amigos a los que sigues.

 

Escrito por: Ana González Ortiz

Directora de Levadura-Agencia Creativa

Vía @merca20: http://www.merca20.com/8-consejos-para-ganar-tiempo-creativo/

Comment